FUMIGACIÓN

La fumigación es un método de control de plagas que involucra  exclusivamente el uso de gases como el fosfuro de aluminio, fosfuro de magnesio o bromuro de metilo.

Los tratamientos con gases están orientados al control de plagas de granos almacenados, frutas secas, silos, bodegas de acopio y barcos. El éxito de la fumigación depende de la hermeticidad del ambiente o enmantado, el período de exposición, la barrera de penetración del insecticida y la dosis de aplicación.