CONTROL AVIAR

La necesidad del control de las palomas y otras aves urbanas radica en su capacidad para transmitir enfermedades así como para deteriorar o dañar instalaciones.

Ellas están protegidas por la ley, razón por la que las estrategias de control están orientadas al ahuyentamiento. Para ello se utiliza la instalación de mallas para mejorar la hermeticidad de las instalaciones que se busca proteger, la colocación de púas aceradas en zonas de anidamiento, reposo y alimentación así como el uso de elementos de ahuyentamiento sonoro (emisor de sonidos de depredadores naturales), ahuyentadores visuales (globos en forma de aves rapaces) además de repelentes químicos y eléctricos.